¿Qué es lo más importante en la carta astral?

Foto1

En términos astrales, tu carta define cómo es tu personalidad. Cómo eres, actúas y piensas, según la astrología. Sobre el papel, es un mapa del cielo que representa el momento exacto en el que naciste.

Por lo tanto, aparecerá el Sol, la Luna, el punto que marcará tu Ascendente y todos los planetas que conocemos: Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón.

Estos estarán situados sobre la rueda zodiacal de los 12 signos, que a su vez está dividida también en Doce Casas, las cuales representan diferentes facetas de nuestra vida.

La Tierra es el centro de este círculo (porque así de egocéntrica es la astrología) y los astros se sitúan esparcidos en los 360º exteriores.

Vamos a lo más importante, qué dice tu sol, ascendente y luna

SOL

El Sol es la luz y la fuente de vida, el punto energético que centraliza todo el sistema solar.

El signo del Sol simboliza, por tanto, nuestra expresividad creativa, el centro de la conciencia individual, nuestra capacidad de vernos como un individuo.

El signo solar es el que todos conocemos como «nuestro signo zodiacal»: se lo asocia a la identidad, a la personalidad, sería como el «director de orquesta» de nuestra vida, aquella cualidad que centraliza y coherentiza al resto de la carta para una expresión más integral y no tan condicionada por la emocionalidad o por temores pasados como podría serlo el signo lunar en su aspecto más regresivo.

LUNA

La Luna es el cuerpo celeste más cercano a nuestro planeta Tierra.

Conocemos su alto nivel de influencia en nuestros ciclos corporales y en la naturaleza, en las mareas o en las cosechas. Al igual que su evidente cercanía física, la Luna, astrológicamente se asocia a lo más cercano y conocido, rige nuestras vivencias más íntimas y ayuda a decodificar nuestro mundo emocional.

El signo de la luna cambia cada dos días y medio y es necesario hacer una carta natal para conocerlo. Sus características zodiacales denuncian nuestros condicionamientos infantiles y familiares. En el signo lunar nos reconocemos y descubrimos el «guión» de nuestro niño/a asustado/a que desde sus carencias afectivas digita reacciones repetitivas que, lejos de ser creativas, se mueven desde el temor a lo diferente.

Como fuimos criados, la historia ya vivida, muchas veces impide conectar con lo que nuevo y creativo que sucede en el presente. Si ya intuimos que es posible vivir desde un lugar de mayor confianza, en actitud tranquila y relajada, ya no necesitamos estar a la defensiva.

Es posible que la cualidad lunar deje de «tener que cuidar a nuestro niño interno» y puedan brotar los talentos de su signo, aportando al mundo nuestros dones más preciados. Es interesante conocer el signo de nuestra luna pues habla de «aquello que brindamos a los otros tan naturalmente que ni siquiera nos damos cuenta que lo estamos dando».

ASCENDENTE

Ascendente marca nuestra forma de interactuar con el mundo, es lo que nos sucede, aquello que nombramos destino.

El signo del Ascendente habla de una cualidad que nos es propia, pero que no siempre reconocemos y la iremos aprendiendo a través de las experiencias de la existencia. Reconocer e incorporar el propósito del Ascendente será fundamental para la expresión y desarrollo de una vida más plena.  

Para conocer este signo, es imprescindible conocer la hora y el lugar de nacimiento, pues varía cada dos horas: éste está indicado según la constelación que asomaba en el horizonte en el momento en que cada uno nació.

¿Que debes saber sobre los planetas que aparecen en tu carta?

  • Planetas personales:
    Son los planetas de movimiento más rápido desde una perspectiva terrestre y reflejan, por tanto, los rasgos más característicos de la personalidad, influyendo de forma distinta en cada individuo y mostrando las cualidades que mejor se pueden controlar de forma consciente.
    Indican necesidades individuales básicas que necesitan ser atendidas, así como el potencial de la persona. Son el sol, luna, Mercurio, Venus y Marte
  • Planetas transpersonales (espirituales):
    Son los planetas de movimiento más lento e influyen en generaciones enteras. Simbolizan las energías transformadoras que conducen al cambio y que se manifiestan en forma de inspiración y de intuición. Nos impulsan al perfeccionamiento del inconsciente colectivo más profundo, buscando la evolución de la humanidad como grupo y provocando verdaderas revoluciones a nivel generacional. Son Urano, Neptuno y Plutón
  • Planetas sociales:
    Describen el vínculo de la persona con el contexto social y cultural en el que ha nacido.
    De carácter colectivo-consciente, representan las motivaciones sociales del individuo y su manera de participar en el mundo, reflejando sus aptitudes y actitudes para la integración en la sociedad.

Además de planetas, la carta astral está formada por 12 casas. Cada casa representa una serie de ámbitos de nuestra vida y la rige un determinado planeta. Es muy frecuente que las personas no se identifiquen con su signo zodiacal, pues se debe temer en cuenta todo lo comentado anteriormente.

Por todo ello es recomendable que al menos una vez en tu vida te realicen una lectura de carta astral, para entender todo e entramado cósmico que encierra tu mapa de vida.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.